Tuesday, December 20, 2005

Carta de recomendaciones.

Te escribo Magui para que no olvides este día.
No olvides la felicidad que sientes,
la premura con que esperas el mañana.
Mañana, que será el día de tu ejecución.
El día que cierres círculos, entierres memorias,
destierres muertos y héroes de película.
Después de mañana, no quedará ni una ilusión.

"Be still my beating heart"...

La anticipación de tu llegada.
Desempacadito de abandonos.
Bañadito de ignorancia.
Perfumado de mi olvido.

No olvides Magui que la infelicidad que has sentido
todas las tardes, especialmente a las 7 de la tarde
existía antes del encuentro -y existirá después de su visita-.

La soledad te ha esperado siempre en la sala
sentadita... tomando café... con o sin Él.
Ahora la única diferencia es que la muy puta
va a estar tomando whisky y riéndose de ti
cuando entres todos los días a tu casa.

Eso es todo. Una ilusión.
La ilusión de perder lo que nunca tuviste
De recuperar lo que nunca perdiste
De que te recuerden cuando nunca te olvidaron.

No olvides Magui... no te olvides, Magui.








Friday, December 09, 2005

Cómo pudo sucederme a mi?

Cómo pudo sucederme a mi...

Volver a entrar en la trampa mortal
del "ya no te espero"

Volver a creer que las mariposas
visitan en diciembre

Volver a creer que el corazón se puede
guardar en un segundo -y sacar a pasear-
en otro.

Volver a creer que habrá parques y flores
y nublados
y Sena y todas esas cursilerías.

Cómo pudo sucederme a mi...
pensar que pudo haberme pasado a mi.

Tuesday, December 06, 2005

Jingle Fucking Bells.

Todo el mundo parece querer ser feliz.
No importa cómo, ni cuándo, ni a costa de qué.
Todo parece forzado.
La caridad salió por la ventana de Wallmart.

Mi corazón en cambio, quedó encerrado,
sin coartada, sin salida, sin excepciones.

Es increible como pasa el tiempo y no pasa nada.
Soy la dueña absoluta de nada.

Sólo he logrado reunir los últimos meses
cargamentos de memorias, nostalgias,
melancolías mal entendidas...mal interpretadas.

No hay nadie.
A mi puerta no llama nadie. Alguien.

Las luces del árbol no pueden esperar más.
No vuelves...
y mi amor se ha perdido.

No se puede extrañar lo que nunca se ha tenido.