Monday, January 31, 2005

Nada, nunca.

He pasado el punto del que no se puede regresar.

Ya crucé la línea divisoria... esa, la delgadita: entre la sanidad y la locura.
La que irremediablemente me lleva a ti.

Y nada, nunca, es suficiente.

Porque me tengo que hundir en el pantano de los suicidas, por que si no lo hago, entonces la pequeña línea divisoria, esa, la delgadita, no tiene caso.. no hay drama, verdad?

Porque si no recorro la enciclopedia que no quería leer...
luego, no me entero.
Y entonces, nada, nunca tiene sentido.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home